REFERENCIA BIBLIOGRÁFICA: CAMACHO ESPINOSA, ORTIZ-REPISO JIMÉNEZ, Virginia y CAMACHO ESPINOSA, José Antonio. Radiografía de las bibliotecas escolares de Castilla-La Mancha. En: Educar en Castilla-La Mancha, 2004. N.22. P. 3-5. Disponible en: https://www.joseantoniocamacho.info/publicaciones/articulos/

Radiografía de las bibliotecas escolares de Castilla-La Mancha (Descargar pdf)

La Biblioteca Escolar representa un papel fundamental en el sistema educativo de cualquier país. Debe ser un centro dinámico de recursos y un servicio activo de información. Debe cumplir, además, una función esencial en relación con el aprendizaje de los alumnos, con las actividades docentes y con el entorno cultural y social del centro. Para que esto pueda hacerse realidad, la biblioteca, por una parte, tiene que proporcionar acceso a una amplia gama de recursos y servicios que van desde los textos impresos a los documentos multimedia. Por otra, tiene que formar a los estudiantes para que sean capaces de localizar, seleccionar y elaborar información, para generar nuevos conocimientos de forma autónoma. Todo ello tiene que estar plenamente integrado en los Proyectos Curricular y Educativo de cada centro. Los objetivos planteados en su día por la LOGSE y últimamente por la LOCE, son difícilmente alcanzables sin unas BE bien dotadas y atendidas por personal cualificado.

A pesar de su papel relevante, hasta ahora, a la Biblioteca Escolar se le ha dado poca o ninguna importancia en nuestro país. Durante las dos últimas décadas, determinados colectivos, asociaciones o instituciones han promovido conferencias, encuentros, jornadas o cursos encaminados a que las BE adquiriesen mayor protagonismo en el sistema educativo. Por su parte, el Ministerio de Educación emprendió en su momento algunas acciones que cambiaron la situación de las BE de algunos colegios o institutos, pero no alcanzaron a la totalidad de los mismos ni se vieron acompañadas de una normativa básica que las fundamentase y las prolongase en el tiempo.

 Los estudios que analizan el estado de las BE han servido para que las diferentes administraciones públicas españolas promuevan su reforma. En este sentido, desde que se produjeron las transferencias educativas el año 2000, la Consejería de Educación de Castilla-La Mancha ha emprendido una serie de iniciativas encaminadas a mejorar el sistema educativo en su conjunto y, en particular, las Bibliotecas Escolares. El Plan de Invitación a la lectura, por el que los centros han recibido una cantidad anual por alumno para ampliar sus colecciones de libros (de 2000 a 2003) y el crédito extraordinario del curso 2002-03 encaminado a dotar a los centros con un equipo informático con el programa Abies y a renovar sus fondos bibliográficos y el mobiliario, son buena prueba de ello.

El análisis de las BE de la Comunidad de Castilla-La Mancha que se ha realizado en colaboración con la Universidad de Alcalá, se enmarca en este conjunto de actuaciones de la Consejería de Educación, y servirán, sin duda, para conocer el estado general de las BE y para emprender planes de mejora que permitan poner en marcha una red de Bibliotecas Escolares que responda a los objetivos de la reforma educativa y que esté más acorde con la sociedad de la información en la que nos encontramos. Este estudio, realizado durante el curso 2002-03 pretendía, además de conocer sus características, organización y funcionamiento, evaluar el uso de los recursos y servicios, y conocer la opinión que sobre la Biblioteca Escolar tienen los diversos sectores de la comunidad educativa.

Continuar leyendo (en pdf)