MI VIDA EN EL SEMINARIO DE LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL DE GUADALAJARA

En 1982, a partir de un curso convocado por la Biblioteca Pública del Estado de Guadalajara, un grupo de maestros, profesores y bibliotecarias nos embarcamos en una aventura que se ha mantenido hasta hoy: el Seminario de Literatura Infantil y Juvenil. El motivo principal que nos unía era la puesta en común de lecturas, experiencias y reflexiones en torno a la lectura y las bibliotecas para niños y jóvenes. Desde entonces, la colaboración con esta biblioteca ha sido tan estrecha que muchos ciudadanos creen que somos parte de la misma.

A los pocos meses, creímos que todo ese bagaje sería bueno compartirlo con otros muchos profesionales que, como nosotros, estuviesen interesados en estos temas. Y pensamos que una buena forma de hacerlo sería a través de un boletín donde recogeríamos análisis de obras leídas, encuentros con autores e ilustradores, explicación de actividades de animación llevadas a cabo en colegios, institutos o bibliotecas, etc.

Y así fue como en noviembre de aquel mismo año salió de la tipografía de nuestras máquinas de escribir y de los rodillos de una multicopista (máquina precursora de las actuales fotocopiadoras) el número 0 del Boletín del Seminario de Literatura Infantil y Juvenil de Guadalajara.

Durante dos años y con estos medios publicamos 11 números que hicimos llegar principalmente a los centros educativos y bibliotecas de nuestra provincia y a aquellos amigos que nos iban conociendo y que mostraban interés por la publicación.

A partir de diciembre de 1984 este boletín se convirtió en la revista ¡ATIZA!, editada ya en imprenta gracias a la ayuda económica de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y con una difusión a nivel nacional.

Hasta mayo de 1993 en que se publicó el número 35 de esta revista, además de publicar artículos y reseñas bibliográficas en buena parte de ellos, formé parte del equipo de redacción y edición de la misma.

Gracias a otro convenio de colaboración, en este caso con el Ministerio de Cultura, desde el número 11 hasta el 35 puedes consultar todas las revista a través del enlace que se proporciona desde la portada de cada uno de ellos.

Con el paso de los años creímos que podíamos dar un paso más. Y en 1985 organizamos el primer Encuentro de Animadores del Libro Infantil y Juvenil. Por entonces eran escasos los eventos de este tipo. Entendimos que era una magnifica oportunidad para compartir experiencias y reflexiones con gentes venidas de todos los puntos de la geografía española. Los magníficos resultados de aquel primer encuentro nos llevaron a la organización de otros ocho más.

Las conferencias, las comunicaciones, los coloquios de varios de ellos los recogimos y los publicamos en la revista ¡ATIZA!, donde puedes consultarlos.

El último de estos nueve encuentros fue el que organizamos en 1994.

Pero en 2002, en colaboración con la Consejería de Educación de Castilla-La Mancha y dirigido por mí mismo, preparamos un nuevo encuentro al que titulamos: “25 años de animación a la lectura”. Jornadas de reflexión desde las bibliotecas escolares y públicas”. En ellas quisimos dar cabida a una serie de profesionales que desde unas y otras bibliotecas habían llevado una rica trayectoria profesional y habían aportado un gran valor al mundo de la animación a la lectura.

La creatividad y el entusiasmo de algunas de las personas que forman parte del Seminario de LIJ de Guadalajara no tiene límites. En 1992, siendo Blanca Calvo alcaldesa de la ciudad, se inició una nueva experiencia: el Maratón de los Cuentos. En aquella ocasión se montó una carpa en la Plaza Mayor donde se estuvieron contando cuentos de forma ininterrumpida durante 24 horas. La idea cuajó. Y desde entonces, de forma ininterrumpida, se han celebrado ya 30 ediciones de dicho Maratón, quedando institucionalizada una duración de 46 horas de narraciones (dos días con sus correspondientes noches) en las que participan miles de ciudadanos de Guadalajara, del resto de España e incluso del extranjero, como narradores y como escuchantes. Tanto profesionales de la narración como personas entusiasmadas con salir al escenario a compartir con los demás su cuento de ese año.

Desde 2017 nos hemos embarcado en una nueva singladura: la celebración del Día de la Poesía, que como sabes se conmemora el 21 de marzo, coincidiendo con la llegada de la primavera. Aquí encontrarás información detallada de la programación de 2019, 2020 y 2021 en las que participé como miembro de la comisión organizadora.

Y algo que nos ha identificado desde el principio ha sido la Animación a la Lectura y la Dinamización de las Bibliotecas, áreas de las que vas a encontrar nutrida información en varias secciones de esta web. Pero quisiera señalar unas propuestas llevadas a cabo desde 2017 entre el Seminario y la Biblioteca: ¡ATIZA! Cursos de Animación a la Lectura con los que pretendemos dar impulso a esas actividades encaminadas a nutrir las bibliotecas y los hogares de nuevos lectores. Dirigidas a maestros, profesores, bibliotecarios y padres de familia, y que pretenden también seguir poniendo la semilla para la incorporación de nuevos talentos a nuestro Seminario.

Mi vida en el Seminario de LIJ de Guadalajara
La lucha por las bibliotecas escolares
Aportaciones a la renovación pedagógica

¡HOLA!

Ponte en contacto conmigo si quieres comentar cualquier artículo o necesitas más información acerca de mis publicaciones y actividades docentes.

Contacto